Experiencia Mari Carmen S. L.

Serenidad

En la sesión sentí paz, hasta tal punto que entré en un estado de somnolencia.  Me dormí profundamente. Mi perspectiva de las cosas cotidianas ha cambiado mucho.

Hoy, bastante tiempo después de haber recibido la sesión, sigo sintiendo esa serenidad.