Tan sólo respira…

Tan sólo respira…

Tan sólo respira…

Debes descubrir tus cualidades y tus bondades. También debes aceptar partes de ti que quizás no te gustan o que no aceptas. Todo está en ti y en tu interior.
Sólo tú decides con cada pensamiento, palabra o acción.

La capacidad de elegir a cada instante, a cada paso, es tuya. Es tu experiencia de vida y cada una de las células de tu cuerpo están a tu servicio, al servicio de la vida.

“Día a día lo que eliges, lo que piensas, lo que dices o lo que haces, es en quién te conviertes”


Eráclito de Efeso

Tú decides cómo sentirte, moverte o estar. Todas las emociones son necesarias, especialmente aquellas sobre las que hemos oído que no son “buenas”. Una vez las aceptes y las ames, se convertirán en tus aliadas.

Tienes la capacidad de aprender, de soñar, de experimentar. Cierra los ojos y nota en tu interior toda esa energía nueva. Sólo respira.

Respira tu nueva vida. Respira este momento. Respira la quietud de tus pensamientos. Respira el silencio.

Tan sólo respira…

Si te apetece saber un poco más sobre el proceso de respirar, escríbeme y te explicaré como puedo acompañarte.
En definitiva, el proceso para transformar tus emociones y ponerlas al servicio de tu vida.

Respira…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *