“Eres energía”

“Eres energía”

“Eres energía”

Absolutamente todo es energía, frecuencia y vibración

Vivimos nuestra experiencia de vida en el planeta a través de la frecuencia. Cada emoción, incluyendo el amor y el odio sintoniza con una frecuencia específica y necesaria.

Toda tu existencia, toda la materia, toda la vida, todas las experiencias, todo debe su existencia en el mundo físico a la frecuencia.

La frecuencia: es la velocidad periódica en la cual algo vibra. Hercios (Hz)

La vibración: es la continua oscilación con respecto a un punto fijo.

La salud tiene una frecuencia. La enfermedad tiene una frecuencia. Tú eres una sinfonía de frecuencias mientras te proyectas a través de este Universo y creas tu realidad física.

La vibración es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo. Todos los cuerpos vibran, desde el crepúsculo y la célula, hasta los astros y los universos, todo se encuentra en una vibración constante.

El aura es un campo electromagnético que rodea a cada ser y está compuesto por numerosas lineas de fuerza que crecen y decrecen, emiten y reciben ondas como todo lo que existe, su sustancia es la misma naturaleza de la Luz, es decir, que es ondulatoria.

Su volumen es variable, así como también lo es su color. La menor frecuencia vibratoria puede representarse con el color negro y la mayor frecuencia vibratoria con el color blanco, que representa la máxima pureza, el estado del espíritu puro.
Todas son necesarias, desde la más baja hasta la más alta.

Este término vibración, que hoy en día se escucha a menudo, ya era conocido por las culturas antiguas como la de Egipto y la de Grecia, de donde se dio a conocer en las enseñanzas del Kybalion que trata sobre los principios o leyes que rigen el Universo.
El tercero de estos principios es el principio de vibración, que dice:

“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”

Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de las fuerzas, de la mente y del mismo espíritu, no son otra cosa que el resultado de varios estados vibratorios, desde el Todo, que es puro espíritu hasta la forma más sencilla forma de materia, todo está en vibración.

También nos dice que toda manifestación, emoción, razón, voluntad o deseo de cualquier estado o condición mental, está compuesto por vibraciones. Todo pensamiento, emoción o estado mental tiene su grado y su vibración correspondiente.

Si cuidas tu energía, cuidas tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

Vibración, frecuencias, energía, cuerpo, emociones y mente. Todas unidas por un hilo conductor, el motor de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *